Publicado el Deja un comentario

Ventajas de utilizar guantes para levantar peso

Seguro que los conoces, que más de una vez has llegado al gimnasio y has podido comprobar como muchos de los compañeros llevan unos pequeños guantes especiales; pequeñitos, generalmente con los dedos al aire y muy llamativos, según el modelo y color.

Muchos creen que éstos solo son empleados por aquellos que realizan ejercicios muy exigentes y que cuentan con un nivel de entrenamiento avanzado, pero lo cierto es que son válidos para cualquier persona, incluso para aquella que acaba de iniciarse en el mundo del ejercicio. Aquellos que llevan más tiempo los emplean porque ya conocen sus ventajas y han logrado que este tipo de guante pase a ser un elemento imprescindible en su equipamiento deportivo.

Éstos impiden que las rozaduras se conviertan en callo. Si estás comenzando desde hace unos días, habrás visto cómo aparece una especie de llagas en las palmas de las manos, justamente en la posición donde agarras las mancuernas y demás maquinaria. Es completamente normal, estás realizando un roce al que la mano no estaba acostumbrada, por eso es importante protegerla.

Los guantes de levantamiento son ideales para prevenir este tipo de problemas, incluso muchos más, como aquellos relacionados con el sudor. A pesar de que la maquinaria suele contar con mangos especialmente diseñados para evitar deslizamientos y resbalones, muchas veces se hace incómodo manipularlas por culpa de nuestro sudor.

El agarre y la distribución del peso mejoran, ya que la superficie de nuestra palma de la mano así lo hace. Esto permite que podamos realizar los ejercicios de una forma mucho más cómoda y equilibrada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *